29% OFF
Chillan las Bestias -

Chillan las Bestias, "Chillan las Bestias(Scatter Records, 2014) - Edición nacional, formato digipack.

Hay un rock que surge desde abajo, de lo profundo, de la noche. Es un rock que transforma: hace poesía de la mugre, de lo sórdido. Y saca el lado salvaje que llevamos dentro: un mono, un elefante, un lagarto, un buey, un búfalo, un mandril. Esos son, justamente, los animales que pueden vislumbrarse cuando suena Chillan Las Bestias. Un grupo nuevo, sí, pero de gente que no es nueva. Semillas malas que crecieron igual, sin artificios, sin pedir perdones ni permisos.

Chillan Las Bestias reúne a los ex Ángela Tullida con el cantante de Buenos Muchachos y el baterista de Pettinato & The Pessy-Mystics. Sus canciones reavivan el mito del rock descarnado y visceral. Y es que ya casi no hay bandas así, que franqueen sus nervios, que aborden el post punk con arrojo portuario, que retomen el tango desde otro lugar, que crucen sonidos como el del piano y el violín, que proyecten un estilo de vida reconocible, entre lo errante y lo rioplatense.

“Hay que saltar del barco/ como caballo de bronce/ se hace rayo tu alma/ se hace polvo la magia.”

La voz grave y rasposa de Pedro Dalton arremete y se eleva. El uruguayo no navega solo: atrás lo siguen los Tullidos, con quienes ya colaboraba en la década pasada. La batería de José Navarro, el bajo de Pablo Ferrajuolo y la guitarra de Marcelo Chiachiare tensan y aflojan los hilos. A esa base se suman el violín de Marcos Camisani y el piano de Franco Varise: no son sólo arreglos, son instrumentos que terminan de redondear la identidad sonora del grupo. 

“Somos un grupo de amigos”, dicen ellos. Y se nota: el debut homónimo de Chillan Las Bestias es el testimonio de ese momento tan especial, cuando las primeras canciones cobran forma, cuando se generan químicas y se traman universos. Es el principio de todo complot. El primer disco de Chillan Las Bestias contiene ocho temas que apuntan directo al pecho: golpean, hacen un nudo y luego lo desatan. Liberan, aunque sea sólo por un rato, a esa bestia que quiere salir. 

Para fans de: Nick Cave & The Bad Seeds, Leonard Cohen, Swans, Tindersticks.

LAS CANCIONES:

1. Hasta el hueso (3:46)
2. Tu cuadro se calló (2:35)
3. Nocturno (4:18)
4. Cielo (3:40)
5. Nafta y Bic (2:35)
6. Zarpando (3:21)
7. La bestia (2:30)
8. Sin amor (4:09)

CHILLAN LAS BESTIAS:
Pedro Dalton (voz), Pablo Ferrajuolo (bajo), José Navarro (batería), Marcelo Chiachiare (guitarra), Marcos Camisani (violín) y Franco Varise (piano).

Chillan las Bestias - "Chillan las Bestias" (CD)
$150,00 $106,80
Chillan las Bestias - "Chillan las Bestias" (CD) $106,80

Chillan las Bestias, "Chillan las Bestias(Scatter Records, 2014) - Edición nacional, formato digipack.

Hay un rock que surge desde abajo, de lo profundo, de la noche. Es un rock que transforma: hace poesía de la mugre, de lo sórdido. Y saca el lado salvaje que llevamos dentro: un mono, un elefante, un lagarto, un buey, un búfalo, un mandril. Esos son, justamente, los animales que pueden vislumbrarse cuando suena Chillan Las Bestias. Un grupo nuevo, sí, pero de gente que no es nueva. Semillas malas que crecieron igual, sin artificios, sin pedir perdones ni permisos.

Chillan Las Bestias reúne a los ex Ángela Tullida con el cantante de Buenos Muchachos y el baterista de Pettinato & The Pessy-Mystics. Sus canciones reavivan el mito del rock descarnado y visceral. Y es que ya casi no hay bandas así, que franqueen sus nervios, que aborden el post punk con arrojo portuario, que retomen el tango desde otro lugar, que crucen sonidos como el del piano y el violín, que proyecten un estilo de vida reconocible, entre lo errante y lo rioplatense.

“Hay que saltar del barco/ como caballo de bronce/ se hace rayo tu alma/ se hace polvo la magia.”

La voz grave y rasposa de Pedro Dalton arremete y se eleva. El uruguayo no navega solo: atrás lo siguen los Tullidos, con quienes ya colaboraba en la década pasada. La batería de José Navarro, el bajo de Pablo Ferrajuolo y la guitarra de Marcelo Chiachiare tensan y aflojan los hilos. A esa base se suman el violín de Marcos Camisani y el piano de Franco Varise: no son sólo arreglos, son instrumentos que terminan de redondear la identidad sonora del grupo. 

“Somos un grupo de amigos”, dicen ellos. Y se nota: el debut homónimo de Chillan Las Bestias es el testimonio de ese momento tan especial, cuando las primeras canciones cobran forma, cuando se generan químicas y se traman universos. Es el principio de todo complot. El primer disco de Chillan Las Bestias contiene ocho temas que apuntan directo al pecho: golpean, hacen un nudo y luego lo desatan. Liberan, aunque sea sólo por un rato, a esa bestia que quiere salir. 

Para fans de: Nick Cave & The Bad Seeds, Leonard Cohen, Swans, Tindersticks.

LAS CANCIONES:

1. Hasta el hueso (3:46)
2. Tu cuadro se calló (2:35)
3. Nocturno (4:18)
4. Cielo (3:40)
5. Nafta y Bic (2:35)
6. Zarpando (3:21)
7. La bestia (2:30)
8. Sin amor (4:09)

CHILLAN LAS BESTIAS:
Pedro Dalton (voz), Pablo Ferrajuolo (bajo), José Navarro (batería), Marcelo Chiachiare (guitarra), Marcos Camisani (violín) y Franco Varise (piano).