Perrosky - "El Ritmo y La Calle" (CD)

$150,00
Calculá el costo de tu envío:

Material Importado.
Perrosky - "El Ritmo y La Calle" (Intolerancia Discos, 2006)

La frase "todo queda en familia" no podría haber sido usada con un sentido más literal que éste. Dos hermanos músicos que se apoyan mutuamente sobre el escenario y con un instrumento en mano. Alejandro y Álvaro Gómez (guitarra/voz y batería respectivamente) dan vida a uno de los dúos más simples pero a la vez más potentes del circuito nacional, con el blues incrustado en ternos color chocolate y el rock de raíces en los dedos.

De dicho sentimiento nace “El Ritmo y La Calle”, segundo LP de Perrosky si se toma en cuenta “Añejo”, aquel compilado de canciones crudas grabadas por Alejandro en la soledad de una pieza de alquiler en el centro de Santiago, y que aún puede encontrarse en formato cassette en las tocatas de los chicos de Algo Records.

Y es precisamente esa soledad la que parece ser la mejor amiga de Perrosky y su mente compositora. Una idea obvia al considerar que el dúo se mueve en los sonidos de un blues callejero, estilo estrechamente relacionado con las penurias de personajes ultra sensibles… así como se escucha a este rockero citadino a lo largo de las canciones de “El Ritmo y La Calle”.

El disco cuenta con 17 temas originales y 7 breves introducciones de alrededor de medio minuto cada una. Estos transitorios sonidos son los que le dan el nombre al disco; grabaciones callejeras que intentan reflejar los distintos ritmos que inundan los rincones de nuestra capital, ya sea un discurso rapeado, un organillero o un predicador. Todo influye en el microclima de Perrosky. De esta forma, se observa una clara división, en la que los hermanos escupen melodías propias pero de igual forma dan cabida a aquellas que los ayudaron en el proceso de creación personal. Ese folclor citadino que muchas veces no se admira como tal, pero que es una característica innata de la ciudad en la que nos movemos.

Muchas de estas canciones inéditas son ya conocidas por los asiduos a las jornadas musicales nocturnas en las que estos chicos son el plato fuerte. ‘Lo que te Da’, ‘Muñeca’,  ‘Sólo’,  ‘El Tránsito’… sonidos que los hermanos Gómez han tenido tiempo para digerir y procesar como es debido. Y aunque se dice que el orden de los factores no altera el producto, es un agrado escuchar que la potencia en vivo no se pierde al tratar de llevarla al estudio de grabación. Especialmente considerando la verdadera montaña rusa que significó grabar el disco. Tras haberlo registrado tres veces, y cuando ya tenían todo listo para agregar algunos arreglos digitales, el computador donde guardaban la única copia se fundió. Fue así como un trabajo que debió haber visto la luz a comienzos del 2006, lo hace días después de iniciado el 2007.

Sin embargo, “El Ritmo y La Calle” está finalmente disponible, y es de esos discos con esencia. Quizás consecuencia directa de los mismos conflictos existenciales por los que ha pasado, pero si es así se agradece el sufrimiento. Plagado de composiciones tituladas prácticamente con monosílabos, el álbum cuenta con una doble personalidad. Por un lado goza de una humilde intimidad folclórica estilo Atahualpa Yupanqui (gran folclorista argentino), pero por otro te golpea con una sinceridad rockera que hoy por hoy, se echa de menos en muchas otras bandas que se jactan precisamente de eso.

‘Si Tú Pudieras’ viene a ser el primer punto clave del disco. La séptima composición del LP invita a una unificación utópica pero honesta con frases como “si tú pudieras gobernar a todos por igual”, y en la que se puede escuchar un mayor juego tanto en los gritos de Perrosky como en los coros. La siguiente sorpresa no tarda en aparecer. ‘Lagonías’, una canción en la que Alejandro Gómez lanza una plegaria a quien quiera escucharla. Una guitarra solitaria con dejos de spirituals, en la que las cuerdas rasguñadas son protagonistas absolutas.

Ya con ‘AM’ llegan los sonidos más radiales de un blues al que el común de los mortales no está acostumbrado. Un ritmo de balada camuflado en la armónica… la mejor composición del disco, no tanto por su faceta más comercial, por decirlo de alguna forma, sino por el acierto de poder crear aquél blues sucio y desafinado en una atmósfera más popera y enamoradiza. La misma línea se puede ver en ‘La Muñeca’, con un ritmo no tan meloso y más inclinado al rock and roll.

Las tres últimas canciones rematan de forma impecable esta placa. ‘El Pobre Diablo’, ‘El Tránsito’ y ‘El Piano de Omar’… picardía, ranchera y sonidos clásicos respectivamente. Variados estilos inmersos en un disco que no deja de sorprender nunca.

¿Qué es el ritmo?... se pregunta Perrosky en ‘El Ritmo’. “Ahora te voy a decir algo que te hará subir… el ritmo es vida”. Una frase sencilla acompañada de un riff constante pero con silenciador, y que parece resumir lo que éste músico inspirado en la tierra ha querido entregar con “El Ritmo y La Calle”… esencia. (Rockaxis.com)

Lista de temas:

01. Abajo
02. Revólver
03. Olvídate
04. Si tú Pudieras
05. Lejos
06. Lagonías
07. Gloria
08. Piano
09. Solo
10. AM
11. Lo Que te Dan
12. La Muñeca
13. Dónde Paro, Dónde Voy
14. El Ritmo
15. El Pobre Diablo
16. El Tránsito
17. El Piano de Omar

Redes Sociales

Newsletter

Medios de pago

Contactanos

  • 4706 2668
  • scatterrecords@gmail.com
  • Visita nuestro Blog!
  • 11 de septiembre 1630 - Piso 8 Depto F
  • Seguridad y Certificaciones