Fuzz - "Fuzz" (Vinilo, LP). Carátula exterior doble. Incluye inner sleeve y una tarjeta de descarda con mp3.  ‎In The Red Recordings. ITR 254.
Hard Rock. Stoner Rock. Garage Rock.


​Pistas
A1 Earthen Gate 5:01
A2 Sleigh Ride 3:12
A3 What's In My Head? 3:55
A4 Hazemaze 5:50
B1 Loose Sutures 6:13
B2 Preacher 2:21
B3 Raise 3:43
B4 One 6:06

"Ty Segall solo, con leche, en su salsa, de postre o guarnición. Son días duros para sus detractores porque lo cierto es que tenemos al de San Francisco hasta en la sopa. ¿El niño mimado de la crítica?, se preguntarán algunos. Nada más lejos de la realidad, Ty Segall se ha ganado, por méritos propios, ocupar el trono actual del underground a base de esfuerzo y talento. Un trono que, si se me permite la exaltación, se asemeja al del Rey Midas, ya que todo lo que toca este chico se convierte en oro. La materialización de ese esfuerzo y el continente de su talento lo representan los diferentes trabajos publicados en los últimos años en solitario, con White Fence, Mikal Cronin, la Ty Segall Band, Traditional Fools o Fuzz, para mí, su proyecto más fascinante.

Hasta 2013, Segall había venido ampliando cada vez más sus propios límites artísticos. Sus primeros trabajos de garage-rock rezumaban un aroma lo-fi muy agradable; “Melted” nos había desvelado al Ty más Lennon, jugando con su psicodelia raruna; “Twins” dejaba entrever su amor por el Glam de los setenta; “Slaughterhouse” exageró la violencia y aspereza del garage actual a lo largo de doce tracks que ya son un referente para los debutantes en el género y “Sleeper” resultó ser una reconfortante sorpresa de folk psicodélico. En este orden de cosas aparecía “Fuzz”, su experimento más radical hasta el momento. La Ty Segall Band se mostraba insuficiente para reproducir el músculo y la potencia sonora que el californiano quería transmitir, esa es la principal causa que explica el nacimiento de una banda como Fuzz.

Hay quien asegura que el apabullante ritmo de producción del rubio es una estratagema para que sus fans no se cansen de sus discos o, cuando menos, un error, ya que le impide desarrollar con claridad cada una de sus ideas. Lo cierto es que reviso a menudo su vasta discografía y sé reconocer sus errores, pero hasta ahora no he encontrado nada prescindible. Ty Segall es así porque sí, le gusta saltar de rama en rama, hacer de lo imprevisible una manera de vivir, disfrazarse de cantautor sesentero para después gritar como un descosido encerrado en su garaje o mancharse las botas componiendo un disco de stoner rock." texto elquintobeatle.

IMPORTANTE Condiciones de compra de discos de vinilo [Nuevos y Sellados]:
Al realizar una compra que contiene un disco de vinilo [nuevo o sellados], Scatter Records no es responsable de los problemas tales como: Fallas de prensado, en el rótulo, rayaduras en el vinilo, problemas con insert internos y cualquier otro problema que pueda ocurrir por defecto de fábrica. Es el cliente que al hacer la compra, acuerda con los términos descritos en el presente documento y si el producto tiene un problema, es el cliente quien deberá ponerse en contacto con el sello discografico que prenso el disco y solicitar al mismo el cambio del produco. Después de completar la compra, el cliente asume que se ajusta a los términos descritos anteriormente.

Fuzz – "Fuzz" (Vinilo, LP)
$600,00
Sin stock
Fuzz – "Fuzz" (Vinilo, LP) $600,00

Fuzz - "Fuzz" (Vinilo, LP). Carátula exterior doble. Incluye inner sleeve y una tarjeta de descarda con mp3.  ‎In The Red Recordings. ITR 254.
Hard Rock. Stoner Rock. Garage Rock.


​Pistas
A1 Earthen Gate 5:01
A2 Sleigh Ride 3:12
A3 What's In My Head? 3:55
A4 Hazemaze 5:50
B1 Loose Sutures 6:13
B2 Preacher 2:21
B3 Raise 3:43
B4 One 6:06

"Ty Segall solo, con leche, en su salsa, de postre o guarnición. Son días duros para sus detractores porque lo cierto es que tenemos al de San Francisco hasta en la sopa. ¿El niño mimado de la crítica?, se preguntarán algunos. Nada más lejos de la realidad, Ty Segall se ha ganado, por méritos propios, ocupar el trono actual del underground a base de esfuerzo y talento. Un trono que, si se me permite la exaltación, se asemeja al del Rey Midas, ya que todo lo que toca este chico se convierte en oro. La materialización de ese esfuerzo y el continente de su talento lo representan los diferentes trabajos publicados en los últimos años en solitario, con White Fence, Mikal Cronin, la Ty Segall Band, Traditional Fools o Fuzz, para mí, su proyecto más fascinante.

Hasta 2013, Segall había venido ampliando cada vez más sus propios límites artísticos. Sus primeros trabajos de garage-rock rezumaban un aroma lo-fi muy agradable; “Melted” nos había desvelado al Ty más Lennon, jugando con su psicodelia raruna; “Twins” dejaba entrever su amor por el Glam de los setenta; “Slaughterhouse” exageró la violencia y aspereza del garage actual a lo largo de doce tracks que ya son un referente para los debutantes en el género y “Sleeper” resultó ser una reconfortante sorpresa de folk psicodélico. En este orden de cosas aparecía “Fuzz”, su experimento más radical hasta el momento. La Ty Segall Band se mostraba insuficiente para reproducir el músculo y la potencia sonora que el californiano quería transmitir, esa es la principal causa que explica el nacimiento de una banda como Fuzz.

Hay quien asegura que el apabullante ritmo de producción del rubio es una estratagema para que sus fans no se cansen de sus discos o, cuando menos, un error, ya que le impide desarrollar con claridad cada una de sus ideas. Lo cierto es que reviso a menudo su vasta discografía y sé reconocer sus errores, pero hasta ahora no he encontrado nada prescindible. Ty Segall es así porque sí, le gusta saltar de rama en rama, hacer de lo imprevisible una manera de vivir, disfrazarse de cantautor sesentero para después gritar como un descosido encerrado en su garaje o mancharse las botas componiendo un disco de stoner rock." texto elquintobeatle.

IMPORTANTE Condiciones de compra de discos de vinilo [Nuevos y Sellados]:
Al realizar una compra que contiene un disco de vinilo [nuevo o sellados], Scatter Records no es responsable de los problemas tales como: Fallas de prensado, en el rótulo, rayaduras en el vinilo, problemas con insert internos y cualquier otro problema que pueda ocurrir por defecto de fábrica. Es el cliente que al hacer la compra, acuerda con los términos descritos en el presente documento y si el producto tiene un problema, es el cliente quien deberá ponerse en contacto con el sello discografico que prenso el disco y solicitar al mismo el cambio del produco. Después de completar la compra, el cliente asume que se ajusta a los términos descritos anteriormente.